El control del videojuego

Escribe: Carlos Arturo Moreno De la Rosa

imagen de redpotions1.rssing.com

imagen de redpotions1.rssing.com

“Si llegáramos a “saber demasiado”,

a perforar el verdadero funcionamiento de la realidad social,

esta realidad se disolvería”.

Slavoj Zizek

 

Hace poco vi una imagen en donde aparecen dos niños jugando con los controles de un video juego, un niño más grande que el otro. El niño más grande se veía concentrado, tenso, como si la vida se le fuera en ello. El niño más pequeño, de aproximadamente dos o tres años se le veía sonriente, sin preocupación, como quien tiene todo bajo control, ganando juego tras juego. Viendo detenidamente la imagen uno se percata de que el control del video juego que está utilizando el niño más pequeño ¡no está conectado!

Muchas de las veces nos sucede lo mismo, creemos tener el “control” en nuestras manos y aseguramos que somos responsables de nuestra propia existencia, que sabemos tomar decisiones como adultos que somos, que formamos parte importante en nuestra comunidad, que nuestras acciones trascienden, pero analizando bien la vida, nos damos cuenta que somos igual al pequeño infante que cree estar jugando aunque su control del video juego no está conectado, como el de nosotros.

Se podría decir que es nuestro inconsciente el que actúa por nosotros desde un punto de vista psicoanalítico, pero también podríamos aseverar que gran parte de nuestra existencia está maniatada por los hilos del Sistema en turno que nos hace pensar y creer que nosotros somos “arquitectos de nuestro propio destino” siendo que somos una pieza más del gran engranaje llamado ideología, la que impere en su momento, que nos invita a jugar ese juego llamado “libertad” y se nos consume la vida en intentar responder a los roles que se nos asignan. Precisamente esa es la función de cualquier ideología: “que los individuos no sepan lo que están haciendo”.

En la actualidad cada vez el síntoma neurótico tiene que ver con “la vida cansada”, el ser humano ve sus sueños, anhelos e ilusiones volar y ya no es capaz de ir tras ellos, existe un conformismo apesadumbrado en donde todos jugamos el juego de “todo está bien” cuando en realidad se nos va la vida intentando satisfacer el deseo del otro, olvidándonos del propio.

No dejamos de ser niños, nunca. Jugamos a ser adultos cuando en realidad nuestras decisiones las toma nuestro propio inconsciente (psicoanálisis) o lo que es peor, jugamos a ser “adultos responsables” cuando en verdad somos títeres del Gran Titiritero llamado Sistema que ejerce el poder para que siga imperando la vida neurótica a la que poco a poco el ser humano se ha ido acostumbrando.

El control del video juego desconectado, como nosotros, ante la vida misma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s