¿Por qué un psicoanálisis?

 

Desde que comencé este camino en la psicología, siempre han rondado preguntas interesantes en torno a la existencia del ser humano, la locura, la enfermedad, el suicidio, el amor y el sentido de la existencia. Caminando en la búsqueda hasta el momento encuentro en el discurso psicoanalítico algo que puede abonar a continuar en esa constante interrogación que tanto apasiona.

¿Por qué psicoanálisis y por qué no otra opción denominada “un poco más científica”? Porque la ciencia no alcanza a decirme qué hay después de la muerte, porque la ciencia no alcanza a decirme el por qué sueño lo que sueño, la ciencia no alcanza a decirme por qué me equivoco de tan fea manera o por qué sigo cometiendo los mismo errores. La ciencia se queda callada.

Hay otro discurso que ha intentado dar respuesta a dichas interrogantes a lo largo de la historia de la humanidad, a saber, la religión. La religión ha intentado dar respuesta a algunas interrogantes que angustian al hombre, pero sus respuestas son del orden de la ilusión y proponen regular la vida del ser humano de acuerdo al deseo divino; en cambio, el psicoanálisis no da respuestas, al contrario, motiva a preguntar y a darse cuenta de que el saber lo tiene uno mismo, en ese encuentro con la verdad, que no es una ilusión y que no es ciencia, y que el sentido de la vida no está dado por una instancia externa a uno mismo sino a partir de la escucha del propio deseo.

El psicoanálisis más bien se asemeja a la función del mito. El mito nos constituye, cada uno de nosotros construimos mitos para poder comprender lo que nos sucede, y esos mitos van formando parte sustancial de nuestra existencia.

Antes se creía que la locura, los sueños, la vida y la muerte, estaban regidas por sustancias que nos trascendían, por elementos metafísicos de los cuales estábamos a merced. El psicoanálisis da cuenta de que dentro del corazón del hombre se gesta tanto la pulsión de vida como la pulsión de muerte, y que los sueños no tienen nada que ver con ángeles y demonios, o que el fracaso en la vida no es por situaciones de “karma” o supersticiones en donde se pone en juego el pensamiento fantasioso.

El psicoanálisis es la peste, lo dijo Freud, en el sentido en que viene a incomodar al ser humano, viene a fragmentar su narcisismo, su comodidad, su certeza y seguridad. Lo confronta con su incompletud, con su imposibilidad, con su muerte. Y es a partir de allí, como señala Lacan en El Seminario 17: “Observen bien que nada toma sentido sino a partir del momento en que entra en juego la muerte” y es que precisamente ese “no saber” o no querer saber de la propia muerte es lo que nos tiene sometidos en la neurosis colectiva en donde el ser humano en su deseo de disfrutar, de “ser feliz”, se ha impuesto metas muchas de las veces inalcanzables y la misma angustia ante el sometimiento de los estándares de vida que se le ofrecen, desperdicia la única vida que posee sin darse cuenta de las cosas que realmente importan en la vida.

Vuelvo a la pregunta: ¿por qué psicoanálisis? Porque es un dispositivo que existe para hacer la vida del sujeto un poco menos miserable. No promete la felicidad u otra ilusión que dejará en mal estado al ser humano, lo que alcanza a ofrecer el psicoanálisis tiene que ver con ese descubrimiento de la propia verdad, de la propia historia de vida, y el análisis, ese encuentro constante con uno mismo, después de hablar tanto de uno mismo, lo que puede ocurrir es que uno se vaya enamorando de su propia vida, de su propia existencia. Amarse a uno mismo para que, en caso de que sea necesario, amar sin tapujos al prójimo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s