Britney Spears en México

.

Me gusta más la Britney Spears de ahora que la Britney Spears de hace diez años. Ver a Britney Spears en el escenario actualmente es como acudir a la presentación de una cabaretera que tuvo sus años de éxito y que vuelve a escena para recordar sus hazañas, igualito que Britney, tan bella, tan sensual, tan pasada de kilos.

Debo confesar que Britney Spears nunca me gustó, quizá por aquella maldita costumbre de cuando era más joven de ir en contra de lo establecido, de los productos chatarra, de lo que dictaba la televisión, la moda y el gusto estandarizado, por ejemplo en cuestión de música detestaba las rolas de Maná y prefería los gritos poco conocidos de la Banda Bostik, Lira n’ Rol, Tex Tex, etc.

Mis compañeros en donde nos alojábamos cuando éramos estudiantes en Monterrey idolatraban a Britney, era su momento de auge, me decían que de niña había salido en algo así como en un programa infantil de Mickey Mouse, que lo atractivo de Britney era precisamente eso, haberla visto en programas infantiles y con el paso de los años verla en escenarios con diminuta ropa.

Nunca me atrajo la música de B. Spears, se me hacía muy comercial, recuerdo haber visto un video en donde sale en un avión, creo que se viste de azafata.

Pero ahora, la vuelvo a ver, trae una gira en nuestro país, muchos la critican, dicen que ya perdió el glamur, que hace playback, que su momento ya pasó, pero eso no es cierto, Britney está en su mejor momento.

Britney es una parodia de sí misma, es un cruel sarcasmo de lo que fue ayer. B. Spears es una burla grotesca de sí misma, como diciéndonos que era cierto aquello de la superficialidad, como diciéndonos que es cierto aquello de ‘lo que importa es lo de adentro, lo de afuera tiende a caerse’.

Britney está cumpliendo una máxima filosófica, con su cuerpo se ha convertido en una filósofa de la decadencia, en una mensajera, en un ángel que anuncia que este mundo es superficial, que anuncia que este mundo es el mundo de la apariencia.

Quizá Britney se ha convertido al humanismo más recalcitrante, alguna secta protestante le vendió la idea de que debería convencer a los humanos que de nada sirve ganar el mundo si con ello pierden su alma… Britney se presenta en los escenarios encarnando el mensaje. Su cuerpo como metáfora de la decadencia…

…Y allí se le ve, triste, con la mirada perdida, sola, rodeada de tanta gente, predicando el Evangelio de las Maravillas de la posmodernidad…

Anuncios

2 pensamientos en “Britney Spears en México

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s