El alumno

.

Y allí va ese niño cargando la mochila en sus espaldas, metáfora de su existencia, carga la mochila como si cargara su propia vida. Su mamá lo abandonó. Su papá le pega. La maestra lo acaba de correr, él toma su mochila y se retira, mete las manos en su chamarra, avanza con la mirada perdida. No trae calcetines. Me ve y esboza una leve sonrisa, no se detiene, sigue avanzando. Se pierde en el horizonte. Ya no he vuelto a saber de él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s