Presea al Mérito Ciudadano en Monclova

 ¿Quién dijo que todo está perdido?
Yo vengo a ofrecer mi corazón
Mercedes Sosa

 

Seis fueron los elegidos, seis fueron los galardonados, todos ellos distinguidos personajes de nuestra Ciudad Monclova, Coahuila.

Son personas que decidieron no ver la vida pasar, decidieron tomar las riendas de su propia existencia, ya sea por medio de Dios, otro por medio del deporte, otro más por medio del cuidado de los animales, otro por la Industria, las causas sociales o la danza.

Todos ellos son ampliamente reconocidos en nuestra Comunidad, a todos los conozco y he recibido directa o indirectamente alguna satisfacción en mi vida o en la de mis seres queridos, solamente no tengo el gusto de conocer a José Francisco Rodríguez Castillo, quien apoya las causas sociales.

La presea al Mérito Ciudadano “General Alonso De León 1689” en este año fue para el Gilberto Almaraz De la Rosa, José Francisco Rodríguez Castillo, Guillermo Velázquez Hernández, Ubaldo Barrera Riojas, Marco Medina Vázquez y la presea post mortem a Gustavo Galaz.

Del Cura Gilberto Almaraz De la Rosa, mejor conocido por sus feligreses como “El Padre Almaraz” todos tenemos alguna enseñanza, años y años ha dedicado a encaminar los espíritus de los creyentes, algún consejo, alguna idea, alguna imagen pervive en nuestra memoria colectiva. Las misas del Padre Almaraz nunca han sido comprendidas, dentro del círculo que le sigue de cerca se escuchan críticas a lo extenso que hace sus misas, eso el común de los mortales no lo ha logrado entender, pareciera que van a misa solamente por cumplir, y si eso les exige más de la hora como que se incomodan. Las misas del Cura Almaraz las imagino como si así fueran las primeras reuniones de los catecúmenos, allá cuando los cristianos eran perseguidos, en donde lo importante era precisamente el amor con el que intentaban regir su existencia, querían ser reconocidos por eso, por el trato diferente, así imagino esas primeras reuniones, en las catacumbas, escondiéndose del Imperio Romano. Se le agradece al Padre Almaraz tantas instrucciones del mundo divino que nos ha legado.

El otro reconocimiento fue para Guillermo Velázquez Hernández, reconocido en Monclova por haber fundado la AMFAI, en donde tantos y tantos monclovenses hemos participado en ese deporte de las tacleadas, generación tras generación; mis hijos hoy disfrutan de esa innovación que un día tuviera la gran idea de implementar en estas tierras el Ingeniero Guillermo, por eso y más se le agradece, por ver en el deporte una oportunidad para recrear la propia existencia, para sublimar las pulsiones humanas que traemos en herencia y que hoy en día, más que nunca, debemos de canalizar en aras de la mejora comunitaria.

Tocó el turno a Ubaldo Barrera Riojas, ¿Quién no conoce a tan distinguido profesor? En mis años de estudiante de bachillerato recuerdo que lo veíamos con sus alumnas y alumnos siempre perfeccionando los pases de baile, uno, dos tres y cuatro, uno, dos tres y cuatro, ritmo, sonrisa, empeño, sacrificio, dedicación, disciplina. El profesor Ubaldo siempre allí, puntual a la cita, buscando el desarrollo integral de los chicos con vocación dancística.

El quinto reconocimiento fue para Marco Medina Vázquez, el gran luchador de las causas perdidas de los animales, su vida dedicada a ello, a rescatar del menosprecio en que se ha tenido la vida de los animales enclaustrados, reconocimientos varios ha recibido el Sr. Marco Medina, de facto su proyecto ha concursado en Iniciativa México, esa paciencia, esa pasión por la vida de los animales es digna de ser reconocida tanto en Monclova como en otros lugares.

Por último, para cerrar con broche de oro tocó el turno de homenajear al Ingeniero Gustavo Galaz, el que tanto hizo por Monclova, al Señor de ideas irreverentes pero que siempre tuvo la razón, el Hombre que apoyó a sus empleados, el Hombre visionario, el Hombre de ideas revolucionarias, que dejó un legado a nuestra Comunidad. Reconocimiento post mortem.

¿Y qué tienen en común estos seis laureados? Que no vieron la vida pasar, que agarraron el toro por los cuernos, que invirtieron horas extras en lo que les apasionaba y fue precisamente eso lo que los reconoció, lo que los distingue entre el común de los mortales: el amor que le tienen a su profesión, el amor con el que hacen las cosas viendo por el beneficio del prójimo, intentar hacer desde la trinchera que eligieron una Comunidad más humana, una comunidad en donde se cumpliera aquel aforismo: “Plenamente Humano, Plenamente Vivo”.

Carlos Arturo Moreno De la Rosa

 

Anuncios

Un pensamiento en “Presea al Mérito Ciudadano en Monclova

  1. Muy buen escrito Carlos, donde se reconoce la trayectoria de estos personajes, uno que dio más de sí y otros que siguen dando. Por “hacer algo más” que el común de los ciudadanos de nuestra querida Monclova, vaya para ellos merecidos aplausos y para ti un saludo afectuoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s