El político es un perverso

El Hartazgo como epifenómeno de la lírica mexicana actual.

.

Alcalde Diamante -Los Simpsons- Político Arquetípico

.
Vivir en México es lo peor
nuestro Gobierno está muy mal
y nadie quiere protestar
porque lo llevan a encerrar.
Alex Lora (1973)
 
El hastío ya se refleja entre buena parte de los mexicanos.
Y ello conduce al ensanchamiento de la franja de abstencionistas
que va delineando la desconfianza general en la estructura política.
Rafael Loret de Mola (2010)

.

¿Porqué son tan mentirosos? ¿Desde cuando los habitantes de la República Mexicana dejaron de creer en sus representantes? ¿Sería en 1938 cuando la burguesía no  quedó nada contenta con los actos socialistas de Lázaro Cárdenas? ¿o fue en 1968 cuando los estudiantes instauraron una democracia activa toscamente reprimida que hasta Octavio Paz se desilusionó del Sistema que nos gobierna? ¿o fue el desencanto en septiembre de 1985, con aquél terremoto que despertó las consciencias de la Sociedad Civil como bien lo describió Carlos Monsiváis? ¿o fue en el apoteósico año de 1988 con la emblemática y reverenciada “Caída del Sistema” ? ¿O el inicio de la desilusión lo podemos encontrar en 1994 cuando la llama de la esperanza brilló allá en el Sur de la República pero pronto fue avasallada con distractores, o también en ese mismo año la muerte inmisericorde de Luis Donaldo Colosio?  ¿o podemos poner la fecha de la desilusión en el año 2000, año que asume la Presidencia Vicente Fox Quezada? ¿O las nuevas generaciones comienzan a desencantarse gracias a la cruenta lucha por parte de Felipe Calderón que hizo de México precisamente eso un “Caldero” muy grande (“Calderón”)?

La Sociedad Civil ya no cree en los tres poderes. Me gustaría creer que intentamos sobrevivir pactando un juego maquiavélico: nosotros hacemos como que les creemos y ellos hacen como que dicen la verdad en sus discursos, esa dialéctica perversa entre simuladores es la que nos diferencia de los demás habitantes de otras latitudes.

México está en los reflectores del Globo terráqueo, y no por una causa noble, sino por los asesinatos de periodistas, por las múltiples ejecuciones de civiles que se llevan entre las balas en supuestas “labores de inteligencia”, (el caso del civil asesinado con más de 150 balas en la ejecución de Beltrán Leyva) por minimizar actos en donde al ciudadano de a pie se le va la vida (los trece adolescentes asesinados en un festejo en Ciudad Juárez o la negligencia en la Guardería ABC y sus 49 niños muertos).

El Discurso totalizador del político se ve cada vez más ridiculizado cuando se confronta con la realidad, es por eso el éxito de los sitios independientes utilizados por la sociedad civil como el Blog, Twitter, Facebook, sitios en donde el que vive al día se ha encargado de construir otro discurso alterno al establecido, ya no se les cree a los grandes oradores como antaño, los tres Grandes Poderes que regían la Conducta del ciudadano han quedado tristemente ridiculizados. Las cosas han cambiado.

Vivir en México resulta cada vez más incómodo, unos días es un asalto, otro día es un tiroteo, ejecuciones, cabezas rodando en bares, restaurantes, discotecas.

Y ante esta realidad ¿qué es lo que hace el político?

Tengo entendido que el político que gana un puesto público se convierte en nuestro trabajador, nos tiene que rendir cuentas, pero en la realidad es todo lo contrario, no asiste a su trabajo, lo hace mal, no entrega resultados y se va con un sueldo al que nosotros no podemos aspirar por las vías de la conducta socialmente aceptada.

Es de todos sabidos que el que quiere llegar a ser Diputado, Senador, Presidente, Alcalde o Gobernador no lo hace porque lo mueve un fin altruista, no lo hace porque fue educado en el más arraigado humanismo, definitivamente no lo hace por el deseo de servir al prójimo, lo hace como dijera Alfred Adler por un deseo latente de adquirir el Poder; “la familia es primero” pero no nos dicen que la de ellos.

En el canal del Congreso resulta interesante escucharlos, si en verdad se llevara a la práctica todo lo que allí se menciona, este País estaría mejor; “El cristianismo podría ser bueno, si alguien intentara practicarlo” escribió George Bernard Shawen este caso solo cambiaríamos “cristianismo” por “Constitución”; pero ¿qué es lo que pasa? bajándose del estrado vuelven a su naturaleza animal, dejan allá la investidura casi casi divina y se convierten en todo lo contrario a lo que leyeron en la palestra, comienza el juego de la corrupción, el golpeteo, el soborno, el “cochupo”, pero todos sabemos que este juego mefistofélico es de dos: ellos seguirán viviendo esa realidad tan deseada por cualquier mortal, llena de lujos y superficialidades, ya que nosotros seguiremos vigilando su sueño.

Anuncios

Un pensamiento en “El político es un perverso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s