El día del Amor

All you need is love

.
Los amorosos son locos, sólo locos,
sin Dios y sin diablo
Jaime Sabines

.

En este preciso momento escucho a lo lejos un sonido parafernálico, estrambótico, con mucha algarabía, se escuchan gritos, sonrisas, carcajadas y ladridos de perros. Es un Mariachi que canta una canción de Amor, imagino al amado a los pies del balcón dedicándole una canción a su amada, a la mera mera, a la que le perdona todo, a la que con un conjunto de flores, un Mariachi y una cena la tiene contenta y el día de mañana ella lo divulgará, lo presumirá en su trabajo, en la Escuela, “! Cuánto me ama mi hombre!”

¿Qué es el Amor? ¿Quién ama? ¿a quién se ama? ¿porqué se ama? El ser humano por naturaleza es un amoroso, su destino es amar, pero también odiar, Eros y Tánatos se confabula para crear la esencia de lo humano, uno, El Eros, nos acerca a lo divino, a lo sagrado, a lo socialmente aceptado, a construir, a sonreír, a trabajar, a crear. Lo otro, el Tánatos, nos acerca a la bestia, a destruir, a lo bajo, a lo ruin, a odiar, golpear, matar.

Es pues el Eros y el Tánatos, Amor y Muerte, Vida y Odio lo que está detrás de toda conducta humana. Con el Eros podemos hacer lo que queramos: Sublimar, desplazar, proyectar, igualmente con el Tánatos, pero ambos encuentran su descarga en un solo acto, el Eros en el amor, en ese encuentro sexual en donde se funden dos cuerpos, dos almas, dos vidas. El otro, el Tánatos se descarga matando, aniquilando al Otro, a uno mismo.

El Amor tiene su manifestación más plena en la entrega de un ser a otro ser, en el acto más sagrado y más placentero que tenemos los seres humanos: hacer el amor. Este acto se conjuga en tres momentos. El primer momento se le llama “Preludio” es la etapa en donde se da el coqueteo, el flirteo, el contacto visual, el enamoramiento, la seducción, las caricias, los abrazos encendidos; por lo regular se lleva un tiempo de 15 a 20 minutos. El segundo momento es propiamente el acto sexual, el “ludio”, el coito, el intercambio del alma, el rito amatorio, el acto por el cual cada uno de nosotros estamos habitando este mundo; por lo regular dura alrededor de 9 a 15 minutos. Terminada esta tercera etapa entramos al “Post-ludio”, el tercer momento, es cuando la pareja, después de haber llegado al climax, al orgasmo compartido, se funden en un abrazo, la mujer puede llorar, puede sentir que ha alcanzado el cielo, el hombre es más tosco, el alcanzó el cielo en la segunda etapa, en el “ludio”, la tercera etapa, el “Post-ludio”, resulta no muy atractiva para el macho, diferente a la mujer, ya que ella desea ser abrazada, y escuchar que es la única y que nunca se le dejará de amar. El hombre desea ver la tele, fumar un cigarrillo, leer el periódico o dormir como lo hacía cuando quedaba satisfecho con el pecho de su madre.

Para Armando Manzanero (el cantautor) las etapas del Amor son tres; la primera es la de la Pasión, en donde hombre y mujer se buscan, se encuentran, hacen el amor, no tienen noción del tiempo, quieren estar siempre juntos, “no te vayas” “te quiero mucho” “te deseo”. Con el paso del tiempo, se va adentrando a la etapa del Amor Fraternal, como hermanos, ya el deseo pasó a segundo término, el amor es más de apoyo, de camaradas, comparten el mismo cuarto, la libido disminuye; es una pareja que se acompaña a lo largo de su existencia, los esfuerzos son compartidos, la prioridad son los hijos, la casa, el negocio, pero la mirada ya no es recíproca, ahora ambos dirigen la mirada hacia el frente, caminan, se apoyan. Y la tercera etapa del Amor según Manzanero es el Amor maternal, uno se imaginaría pues, sí, lógico, ya cuando uno se hace grande ama a los nietos, a los sobrinos, a los hijos, el nido vacío, pero no, Armando Manzanero haciendo uso de la personalidad bonachona que lo caracteriza, hace referencia al Amor Maternal cuando la mujer se dirige al esposo “ya no comas eso que te hace daño”  “ya no comas eso porque engordas” “no cargues cosas pesadas, cuídate la espalda”. En eso se convierte el Amor. J

Felíz Día del Amor y la Amistad (Amistad que no viene siendo otra cosa que Amor).

No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un gramo, ni un momento:
Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos.
Jaime Sabines.
Anuncios

2 pensamientos en “El día del Amor

  1. Gracias, Carlos, por tu comentario en mi weblog.

    Te felicito por tu blog y por tu página web, ambos me parecen muy intereesantes.

    Un saludo desde España.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s